LA SUSTANCIA

Durante años, nuestros mejores alquimistas han trabajado sin descanso para destilar y embotellar el poder del auténtico Fuego Valyrio. Y por fin lo han conseguido...

Durante el proceso de destilación, se crea una base de licor de whisky de 33º, los grados suficientes para encender la noche.

Luego se especia con canela picante, para darle un icónico gusto final entre lo dulce y lo ardiente en tu garganta.

Enfríalo hasta que tenga 4º para maximizar su sabor.

Y recuerda siempre agitar la botella antes de tomarlo para desatar una nube de colores metalizados, que hipnotizará hasta la mente más fuerte.